TEACHER, TEACHER, I DON’T UNDERSTAND! CAN YOU REPEAT, PLEASE!?

TEACHER, TEACHER, I DON’T UNDERSTAND! CAN YOU REPEAT, PLEASE!?

Sin duda, teacher, teacher, I don’t understand…….. es de las frases más repetidas en cualquier aula de idiomas que se esté iniciando. Y como profesor me alegra que así sea por numerosos motivos. En principio, si utilizamos el traductor de Google o nuestro nivel de inglés es mínimo de A1, podemos entrever de este título […] Leer más

diciembre 21, 2023

Sin duda, teacher, teacher, I don’t understand…….. es de las frases más repetidas en cualquier aula de idiomas que se esté iniciando. Y como profesor me alegra que así sea por numerosos motivos. En principio, si utilizamos el traductor de Google o nuestro nivel de inglés es mínimo de A1, podemos entrever de este título que los alumnos y alumnas del curso, no entienden nada, de lo que dice “el teacher” o no saben qué hacer en cada una de las actividades o tareas llevadas a cabo en la clase.

Hay mucha mística y falsos bulos en torno al aprendizaje de una segunda lengua. Muchos de ellos han ido cogiendo fuerza, hasta convertirlos en nuestra verdad en el idioma. He perdido la cuenta de las veces que alguien me ha preguntado qué debemos de hacer para entender a un nativo o simplemente para aprobar un listening de B1 en un título oficial. Lo cierto y la respuesta más directa es que hay que tener claro que no existen milagros. Si el alumno no escucha inglés en clase o en su vida diaria difícilmente podrá adquirir los registros fónicos necesarios para hablarlo. 

No encuentro una fórmula mágica para que un alumno aprenda inglés. Una vez leí en un artículo que para aprender nuestro idioma materno (español en mi caso) tuvimos que pasar 3000 horas escuchándolo para poder empezar a decir las primeras palabras y frases a los dos años de edad. Y otras 7000 horas en los siguientes 5 años para poder hablar como un niño de siete años. En total, son un mínimo de 10000 mil horas para poder tener una conversación básica.

Ante esta situación podría afirmar, cual osado amigo/a que lo escuchó de un primo suyo, ¡Tenemos que irnos a Inglaterra! ¡Allí es donde se hace oído! La verdad es que no hace falta irse al extranjero o mudarse de ciudad para aprender inglés, sólo listen, listen, listen. Y más hoy en día con el desarrollo de cada vez más plataformas digitales y cursos online. Da igual donde sumes esas horas de escuchas lo importante y a la vez lo difícil, por la constancia que requiere, es escucharlas.

La situación, en la enseñanza del inglés, ha ido cambiando en los últimos años a mejor, ya que, cada vez se escuchan más teachers hablando inglés. Sin embargo, me gusta pararme a hacer un cálculo sencillo. Suponiendo que habláramos todo el tiempo en inglés, en nuestras clases y, que los alumnos siempre están atentos, y atendiendo al 100 %, podríamos afirmar que nos escuchan una media de 30 ó 40 minutos por clase. Inglés, impartido en un curso presencial de 3 horas, a la semana. Un curso completo, quitando días de vacaciones, tiene unas 32 semanas lectivas. En total, si hacemos los cálculos un niño escucha en clase a lo largo de un curso académico, entre 48 y 64 horas siendo bastante optimistas. 

Es obvio que aún sumando toda la etapa de starters, movers y flyers, estamos muy lejos de esas 10.000 horas de escucha. ¿Entonces por qué aprende más inglés un alemán, un portugues o un esloveno? ¿Por qué sus métodos de enseñanza son mejores y sus maestros más formados? ¡Pues no! En casi toda Europa se habla inglés mejor que en España o en Italia porque en casa casi todo el contenido multimedia (Películas, dibujos, video de youtube, etc) lo consumen en versión original con subtítulos. Hábito que en España no tenemos, aunque en los últimos años parece estar floreciendo.

Teacher, teacher…

Por eso como teacher pido ayuda a todos los familiares y alumnos que me rodean. En clase intento que los niños y no tan niños jueguen, escuchen canciones, utilicen frases de rutina de clase (I don’t understand, can you repeat, please?), y otras técnicas para que su comprensión oral (listening) mejore, pero no es suficiente. 

Hay que crear ese hábito en casa y cuanto antes empecemos con los más pequeños, mejor. Y como todo hábito que se intente inculcar a los peques hay que tenerlo medido y controlado. No estoy incitando al consumo sin frenos de dibujos animados a temprana edad (lo que podría ser contraproducente), sino de convertir la escucha de inglés en un hobby más de nuestros niños. Analizando sus gustos y motivándolos para que no abandonen a la primera de cambio. En toda esta historia hay un final feliz. El cerebro del ser humano, está preparado para adquirir uno o más idiomas. Es cuestión de “listen, listen, listen”.

Quizás también te interese leer…

Nueva guía del candidato Aptis 2023

Nueva guía del candidato Aptis 2023

¿Sabías que British Council tiene una guía para candidatos donde explica todo sobre el examen? Tanto si has oído hablar de Aptis pero no sabes muy bien de qué va, como si ya te estás preparando para realizar el examen, quédate por aquí porque traemos novedades e...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
Iniciar WhatsApp
Academia Endala
Hola 👋 Si te interesa formarte con nosotros y tienes cualquier duda, ¡pregúntanos!